Gabriel CisnerosEN PALABRA EN PIE SE PUBLICAN ARTÍCULOS, POEMAS, CUENTOS Y OTROS TEXTOS DEL ESCRITOR ECUATORIANO GABRIEL CISNEROS ABEDRABBO, ES UN ESPACIO PARA EL ENCUENTRO DE LOS CREADORES CON EL EROTISMO, EL ARTE Y LA PALABRA, ESPACIO AL QUE PUEDEN ACCEDER QUIENES TRASCIENDAN SUS PROPIOS MIEDOS Y SALTEN DE LA CUERDA FLOJA SIN PERDER EL EQUILIBRIO ANTE LOS DEMONIOS QUE NOS ACOSAN EN LA COTIDIANIDAD.
Chilca Impreso Cultural
-
Les invitamos a revisar la revista cultural... Leer más...
ADVERTENCIA
-
Tú deberías sabersoy un villano mortalque se... Leer más...
ADVERTENCIA
-
Tú deberías sabersoy un villano mortalque se... Leer más...
SIN NOCHE DE BODAS
-
Sabina ebrio en los pómulosnos invita un... Leer más...
LIBROS DE GABRIEL CISNEROS ABEDRABBO
-
Para leer Ceremonias  de Amor y Otros Rituales... Leer más...
SOMBRA DE MI YO
-
¿En donde bulle tu sexo ahora que mi desnudes... Leer más...
Coraza
-
Blindadocon un cielo de vocales tristes, dejo que... Leer más...
Espiral para la fuga
-
IMurió Benedetti,las ciudades siguen vomitando... Leer más...
S / T
-
Que mi amor te llegue envuelto en sedas una... Leer más...
CANTAR SOBRE LA TIERRA
-
Iniciado bandolero  busco entre tu  piel y el... Leer más...

MUSEOS DE RIOBAMBA TURISMO, HISTORIA Y REENCUENTRO

Palabra en Pie - Comunicación en Pie

Gabriel Cisneros Abedrabbo
 
La ciudad de Riobamba ubicada en la cordillera de los Andes a 2754 metros sobre el nivel del mar, tiene una buena viabilidad de acceso, una excelente infraestructura hotelera y sobre todo  la calidez de su gente que siempre presta a ofrecer el afecto a propios y extraños.  Es cuna de la nacionalidad Ecuatoriana, en ella se firmó la primera Constituyente y su aporte a la Conciencia nacional se ha forjado desde sus hijos, así Pedro Vicente Maldonado dio conciencia geográfica al Ecuador, el padre Juan de Velasco, conciencia histórica y múltiples han sido los hijos del Chimborazo que han aportado  en la construcción de los imaginarios  en la consolidación de lo que hoy es el país.
 
Hay más en Riobamba, inicié este viaje de investigación periodística, con ese convencimiento y he sido ‘encantado’ por la belleza, un poco olvidada que se guarda en sus museos, en esas colecciones que como elemento vivo de la cultura van conectando los tiempos.  “Entrar en un museo, es como viajar en el tiempo”, la reflexión de la guía me permite encender la imaginación y asimilar que existieron seres humanos formidables en las batallas contra la pobreza, el desencanto y la exclusión; y que como ecuatorianos no podemos darnos el lujo de olvidar de donde venimos, porque ese olvido es más terrible que perder el cuerpo, “Es perder la esencia misma de lo que somos, de lo que podemos ser y sobre todo de lo que podemos forjar”; la reflexión del Dr. Carlos Ortiz Arellano, en una de las entrevistas preparatorias del reportaje me hace  vibrar y  saber que el camino tenemos que hacerlo andando.

Les invito a realizar un recorrido por algunos de los museos de la ciudad de Riobamba, por aquellos que los actores públicos y privados han forjado y por aquellos que siendo aún un sueño que de seguro transformarán lo que somos y sentimos.
  

 
Museo del Monasterio de las Conceptas

La Sra. Laura Gavilánez, administradora del museo, nos acerca a su historia y a lo que  significa el museo de arte Religioso de las hermanas Conceptas, surgió como tal a la luz pública en 1980, en su seno podemos admirar  las joyas religiosas, imaginería, arte de la Escuela de Quiteña y mueblería, que nos permite entender, como vivían las hermanas, quienes han mantenido el patrimonio religioso-cultural  de nuestro país.

La de las custodia de Riobamba, la joya religiosa más importante del país, que sobrevivió al terremoto de la antigua ciudad de 1797, y que fuera recuperada intacta, fue robada el 13 de octubre del 2007, al igual que el manto y la corona de la Virgen de Sicalpa, este duro golpe para la ciudad y para el patrimonio del país promovió que el Gobierno Nacional decretará  el Decreto de Emergencia Patrimonial que no solo ha beneficiado en las seguridades que hoy tiene el Museo de las Conceptas, sino también a los museos y colecciones del país, ya que se asignó más de treinta y tres millones de dólares los mismos que fueron utilizados para levantar el inventario patrimonial del país y para garantizar en una primera etapa la conservación de bienes patrimoniales.

Al recorrer  la sala de joyas religiosas el corazón es punzado por todas las angustias al ver la urna que un día cobijó a la Custodia, con una réplica en cartón de cuyo pasado sólo se vislumbra la cruz que fuera recuperada en Colombia y que retornará mutilada en junio del 2008 a su casa de toda la vida.

Ese dolor  se ve diezmado un poco, frente a las nuevas seguridades que con las que cuenta el museo y a las hermosas custodias que se encuentran a buen recaudo, a la imaginería cuyo trabajo realmente transporta a un espacio de nuestra historia donde en la convergencia del mestizaje, nuestros indios y mestizos proyectaban su arte  y su esencia, en la obra plástica disfrutamos de bellos cuadros anónimos y de muy pocos que se presume la autoría del autores como Caspicara, uno de los más representativos artistas de la Escuela Quiteña. Es muy difícil contar el sentimiento frente a la sangre y al amor con que plasmaron su obra los artistas hay que vivir esa sensación…

Más Fotos
 
Museo del Banco Central Riobamba

A partir de 1986 nace en la ciudad el Centro Cultural del Banco Central  Riobamba, que desde el servicio de la biblioteca va implementando otros espacios, entre los cuales se destaca el museo, que en la actualidad cuenta con tres salas, la permanente donde podemos observar todas las culturas prehispánicas  asentadas en el Ecuador y  el arte colonial, la temporal donde se exhiben la obra de artistas contemporáneos  y la sala itinerante que permite muestras itinerantes diversas.

La nostalgia por esos tiempos donde las relaciones con la vida eran otras y la alegría de ser ecuatoriano, se van tomando los espacios  de la memoria íntima mientras Silvia Barahona, curadora del museo, me invita a recorrer las salas; aquellos espacios patrimoniales se fusionan en el equilibrio de ser, sé que no debería calificar, sin embargo en el contexto de este producto comunicacional callar sería como atentar contra la posibilidad de que todos podamos vivir las culturas de los períodos paleoindio, formativo, desarrollo regional, integración e inca.

El museo cuenta con presupuesto hasta junio  del 2010, no sabemos en la nueva estructura legal cual será el destino de estas piezas en la red nacional de museos, de lo que estamos seguros es que en ellas se ha forjado lo que somos, lo que soñamos y la bandera de identidad que nos une de manera indiscutible.
 

Museo arqueológico “Paquita de Jaramillo”

Nace en la Casa de la Cultura  en 1998, frente a la donación realizada por la fundación del mismo nombre de piezas de las culturas de Valdivia, Chorrera, Bahía, Guangala, Jama-Coaque, La Tolita, Manteña, Tuncahuán, Panzaleo, Cuasmal, Negativo del Carchi, Puruhá, Inca y Colonial, el museo cuenta con un fondo de alrededor de 500 piezas entre cerámica, piedra, metalurgia, textiles y huesos.

La tumba Puruhá recrea el útero de la mujer, Lorena Rubio, guía del museo nos índica que su forma responde a la cosmovisión andina de profundo respeto  de los habitantes nativos a la madre tierra, la Pachamama, en esa relación si venimos del elemento femenino de la naturaleza a ella volvemos en el acabose final.

Es increíble como la cerámica prehispánica nos permite descubrir las formas de como se construía el quehacer cultural del pueblo, en su comunicación con la los elementos, con las sensaciones, con los miedos y los mitos de los hombres que forjaron del barro un simbolismo que en algunos casos después de quinientos años nos dicen sobre los signos de un país. El museo es la mejor forma de entender el Ecuador como un país desde una visión prehispánica, es decir entender las relaciones que existían entre los diferentes cacicazgos; para muchos historiadores es un mito la historia del Reino de Quito del Padre Juan de Velasco, Eduardo Córdova, nos devuelve a la realidad al cuestionarnos qué cultura nos e ha construido desde los mitos e imaginarios colectivos.
 
 
Museo de la Nación Puruhá “Fernando Daquilema”

Era un viejo sueño de la Casa de la Cultura ofrecer a la colectividad un museo que confluya en las relaciones culturales de la nación Puruhá en el período prehispánico, colonial y contemporáneo, nos dice Lorena Rubio, administradora del museo, en la administración anterior del Arq. Franklin Cárdenas, mediante un préstamo al Consejo Nacional de Cultura se inicia la terminación del museo, actualmente cuenta con sala de interpretación, recepción, y las salas de exposiciones donde los visitantes pueden admirar obra mural de Eddie Crespo, fotografía de las fiestas y plantas medicinales de Chimborazo, y una interesante colección de objetos museables que fueran adquiridos al museo Escobar.

La administradora del museo nos indica que se empezará a atender al público a partir de abril del 2010.
 
Museo Histórico de la Brigada Blindada “Galápagos”

Se encuentra ubicado en la casa de la que fuera la hacienda “San Nicolás”, se divide en 8 secciones: bélico y comunicaciones, infantería blindada, artillería, fotografías, caballería, diario vivir, polvorín; y, batalla de Tapi, que es la sala histórica.  Toda la actividad del hombre es museable manifestó Iván Pazmiño, soñador por el museo de la energía en Chimborazo, al recorrer las salas uno ve que razón tiene esta afirmación, uno no se imagina un museo histórico militar hasta que visita uno y ve como la valentía y la dimensión de la sangre como ofrenda construye  identidades de lo que somos y proyectamos.

Lamentablemente no existe por el momento un horario de atención definida, lo que no quiere decir que no podamos visitar el museo histórico militar, si la pasión es grande podemos llamar al Departamento de Comunicación de la Brigada Blindada Galápagos para emprender el viaje por una rama importante de nuestra historia.
 
 
Museo Córdova Román

Con cincuenta años de servicio a la comunidad, fundado en 1960 por Don Eduardo Córdova, sufre del  abandono de la inversión pública, si bien es un museo de carácter privado, es sustentado por su mentor, quien se siente excluido de la estructura económica del país. “cuando uno cumple sesenta y cinco años, uno deja de ser ecuatoriano”, no dice don Eduardo, con nostalgia de sus fuerzas físicas y con angustia de quien mantendrá el museo cuando el emprenda el viaje final. Realmente uno siente como este ser humano es un motor testimonial del museo, ya que sus historias sobre Magdalena Dávalos, Lizarzaburu, Julio Román; ó de aquellos personajes que puestos la camiseta de Riobamba generan procesos como la Politécnica de Chimborazo, el Colegio Maldonado.

Las salas nos  permiten ver que se requiere una inversión para consolidar el montaje, para restaurar piezas y sobre todo para que este patrimonio que desde una familia nos habla de una provincia sus costumbres y cultura.

El museo cuenta con nueve salas: El oratorio, hemeroteca,  biblioteca, arqueológica, imaginería, fotografía, documental histórica, contemporánea; y, la sala donde se guardas algunos bienes de esa gran riobambeña Magdalena Dávalos.

El tiempo se detiene en la cornisa de la Casa desteñida por el sol y sin embargo es imposible ocultar las lagrimas frente a una foto que gráfica el último adiós de Miguel Ángel León, como dejamos que quijotes como este luchador caballero se enfrente a los molinos del olvido sin sancho en su quehacer; a ratos don Eduardo se enfrenta a olvidos y sabe que debe preservar para el futuro el legado que desde su familia le fuera confiado y que ahora no sabe a quién confiar.
 

Visítanos también en

Radio Mundial Riobamba