Gabriel CisnerosEN PALABRA EN PIE SE PUBLICAN ARTÍCULOS, POEMAS, CUENTOS Y OTROS TEXTOS DEL ESCRITOR ECUATORIANO GABRIEL CISNEROS ABEDRABBO, ES UN ESPACIO PARA EL ENCUENTRO DE LOS CREADORES CON EL EROTISMO, EL ARTE Y LA PALABRA, ESPACIO AL QUE PUEDEN ACCEDER QUIENES TRASCIENDAN SUS PROPIOS MIEDOS Y SALTEN DE LA CUERDA FLOJA SIN PERDER EL EQUILIBRIO ANTE LOS DEMONIOS QUE NOS ACOSAN EN LA COTIDIANIDAD.
Chilca Impreso Cultural
-
Les invitamos a revisar la revista cultural... Leer más...
ADVERTENCIA
-
Tú deberías sabersoy un villano mortalque se... Leer más...
ADVERTENCIA
-
Tú deberías sabersoy un villano mortalque se... Leer más...
SIN NOCHE DE BODAS
-
Sabina ebrio en los pómulosnos invita un... Leer más...
LIBROS DE GABRIEL CISNEROS ABEDRABBO
-
Para leer Ceremonias  de Amor y Otros Rituales... Leer más...
SOMBRA DE MI YO
-
¿En donde bulle tu sexo ahora que mi desnudes... Leer más...
Coraza
-
Blindadocon un cielo de vocales tristes, dejo que... Leer más...
Espiral para la fuga
-
IMurió Benedetti,las ciudades siguen vomitando... Leer más...
S / T
-
Que mi amor te llegue envuelto en sedas una... Leer más...
CANTAR SOBRE LA TIERRA
-
Iniciado bandolero  busco entre tu  piel y el... Leer más...

ELIZABETH QUILA, EN LAS CORRIENTES DE LA NARRATIVA Y LA POESÍA

Palabra en Pie - Dicción Desnuda

 

Gabriel Cisneros Abedrabbo

Exploré el libro, que contiene dos novelas de la vigilia, el erotismo y la poesía humana, con el ritual  de quien pretende tomar en el papel, las luces y los ecos de su interior, como que fuese una máquina del tiempo donde las tramas se cortan y conectan,  que nos hace caminar entre el pasado misterioso y el futuro incierto. Quizá por ello cuando  lo leí, tuve la certeza que es una copa del vino de la diáspora.

Desde estas historias emprendemos nuestros viajes.  La autora en el volver al centro de sus cosechas, a su ciudad porteña siempre en fiesta, al abrazo de su genética huancavilca. Yo, de occidente a oriente, de la oscuridad a la luz. Nuestras travesías buscan entender los orígenes, la composición del barro que nos hace fuego y nos da forma, las carencias y los miedos en cada escarabajo de nuestro aire.

El Pueblo de los Abogados y El amante despiadado son dos hermosos textos que han acariciado mi desplazamiento, permitiéndome transpirar el roce creativo de la Elizabeth Quila, que no solamente es una incansable gestora de la literatura hispánica en los Estados Unidos, sino que también ha logrado  que las narraciones tengan su forma, su olor y su pasión, algo normalmente muy difícil en el mundo de las palabras.

TIEMPO 1: EL AMANTE DESPIADADO

Cómo será morder la pulpa de Claudia. La pregunta se me queda colgada de las cejas, avanzo en la arquitectura estética que me hace elucubrar en formas, olores, sonidos y trayectos que debemos emprender para encontrar nuestro destino en la brevedad. La novela se hace parte de mí y me invita a caminar por sus líneas, con el buen augurio de las primeras palabras.

Hacer el amor en la lujuria de poseer dos cuerpos, el uno tibio, inexperto e interminable. El otro que surge como una prolongación del primero y en sus caricias va creando música.  En esa  primera vez, como en muchas experiencias la protagonista no volverá a sentir el mismo sabor, lo que la hará que vuelva una y otra vez a explorar la intimidad de su deseo sin encontrar un pan, un cuerpo, un instante que tenga ese sabor, lo que la llevará a la búsqueda del milagro.

Su amante toca el violín que la desnuda, este juego es quizá la principal trama de la novela, cuyo personaje es una mujer insumisa que se enamora siempre de artistas, visión inocente y romántica con la que Quila nos da esperanza en un mundo rodeado de cinismos, donde la posibilidad de finales felices es casi indecorosa, posición que  plantea que es posible tener una vida a pesar de las permanentes perdidas que nos van alimentando.

Claudia es como su abuela, Susana, a quien ama y con quien comparte secretos y formas de ver el mundo, es con ella con quien mantiene la principal relación de amor, ese amor que está por sobre  los amantes y cuyas señales son la trama principal.

Es ella la que le empujará al retorno al primer cuerpo que la hizo mujer entre el violín y el hechizo de la carne, ella será la que acompañará su dolor en esa paradoja constante de la muerte y será ella la cómplice en el resurgir del poema de quien fuera esposo de Claudia y que volverá al final con un libro lleno a reclamar el cuerpo de la mujer amada, a reclamar el alma que se perdió en el tedio de un matrimonio condenado a muerte en la primera partida y que gracias a la poesía podría tener  una segunda oportunidad.

El Amante Despiadado, no es un hombre, no tiene género, ni edad, es la necesidad que tenemos de encontrar formas de satisfacernos en un punto donde lo físico y lo espiritual convergen y nos alimentan.

La belleza de esta novela radica en la manera con nos cuenta el tabú del placer femenino sin ningún arcano, con esa sencillez que sólo puede encontrarse en la vida cotidiana.

TIEMPO 2: EL PUEBLO DE LOS ABOGADOS.

Rosario ama la poesía, a su esposo Casimiro y se niega consciente o inconscientemente a tener un hijo, no se atrevería a  sentir que el mar lo arranca de sus entrañas, como ha arrancado a casi todos los hombres del pueblo, con esa terrible imagen inicia esta novela cuyo laberinto fluye de las contradicciones humanas hacia un  espacio de esperanzas.

MV, es yate que dejó de ser un escenario para convertirse en un personaje que ve el odio y el amor, el destierro de la pasión, el éxtasis  de la amante y su pronta muerte en las manos de quién segundos antes se haría en su cuerpo de esos gritos que como un perfume lo atormentaran toda su vida, se convertirá en un misterio en la desaparición de toda la tripulación y los pasajeros; y,  engendrará abominaciones, que solo verán redención en el fuego.

El mar es el gran crucigrama donde se van sobreponiendo acertijos, donde no solamente naufragan los pescadores que viven en el pueblo cruzado por dos corrientes, sino también muchas de las palabras que se grita y son llevadas por las olas sobre la playa, extraño sustento donde el alimento y la muerte se dan con generosidad y de formas insospechadas. Quila es una mujer que añora el mar, El pueblo de los Ahogados es una confesión que la escritora hace y que nos deja en un estado de conmoción infinita, al entender que navegaremos ese mar y que después del naufragio podríamos hallar la felicidad, en esa transmutación de la piel, donde el inicio de una trama siempre tiene un pasado doloroso.

TIEMPO TRES: LA POESÍA

Al leer las dos novelas, al principio no entendí como se conectaban los poemas con los relatos, pensé que quizá eran parte del oficio de la autora que no podía desprenderse del todo de su origen poético, que utilizaba la poesía como un recurso discursivo, sin embargo estaba muy equivocado, los textos son puentes que hacen hablar a los personajes, que les dan una dimensión etérea. Se convierten en salvavidas, manera de cruzar, de caminar a una burbuja donde posiblemente al final se pueda tener una breve felicidad.

Visítanos también en

Radio Mundial Riobamba